El viaje

Ya es de dia...porqué nunca bajaré la persiana del todo. Ahhhh, mis huesos, me cruje todo.Y ella sigue dormida, con su cara de siempre...qué soñará para sonreír estando dormida...y para estar cómoda en esa postura? cuatro horas dándome culazos...,le voy a hechar tanto de menos. Y ahora...se despertará, me besará, buenos días Luis, dos o tres minutos con su cabeza sobre mi pecho...se estirará y recordará aquella vez que le dige en una situacion igual, que parecía una amazona y me mirará y se contoneará dejando caer la sábana mientras se muerde el labio inferior...acercará su boca a la mia, un beso y despierta del todo se irá (desnuda, para regozijo de Marcos, el vecino de enfrente que seguro que ya está esperando en la ventana) a encender el calentador para ducharse...y ya serán 15 minutos sin ella...joder, porque tendrás que irte...Dónde, donde tendrás el fallo Laura...dónde está la clave para poder convertirme en uno cualquiera, en uno de esos de esos que te pueden mirar sin que su organismo quiera explotar...en uno esos que pueden estar tres meses sin ti...y después de la ducha... disimulando que me alegro por ella y que es la decisión adecuada, le prepararé el desayuno mientras ella se viste, mancharé la taza con leche y partiré algo de fruta, asi de digo que ya desayuné y evito que vea que no puedo comer nada, nadie puede no comer por alegría, porque yo "me alegro de que se vaya", de la "oportunidad irrechazable". Ayer le tendría que haber dicho la verdad: Laura no quiero que te marches. Con el desayuno listo se sentará en la mesa del comedor, lo tomará, seguramente medio deprisa medio despacio, metiéndose trozos gigantes de melocotón en la boca, de esos que casi ni puede masticar y que hacen que se le salga jugo a traves de los labios...si...hasta hacinendo eso, que de cualquiera me haría vomitar...de ella me hace reír...y me reiré, ella dira Pamplona y nos entrará la carcajada fácil...Le miraré y le enseñaré el reloj y si me sale la voz le diré -"Como no te des prisita vas a pillar a mi amante...y haber que le digo...!!!"- y pondrá esa cara de "qué tonto eres" y después dirá, "los hay muy guapos allí..." y tendré que reirme y decirle con pose chulesca eso de "a ver si encuentras a alguno que mejor que yo"...Claro Laura, claro que los hay mejores...más guapos...más fuertes...más interesantes...más atractivos...más románticos...más seguros de si mismos...más galantes...mejor vestidos...con vidas más interesantes...y en definitiva mejores para ti. Todos los días luchando por gustarte y ahora vamos a estar tres meses (en el mejor de los casos para mi) sólo hablando un rato cada día y rodeada de hombres de verdad...no te vayas...ojalá pudieras estar asi, dormida , sonriendo, conmigo, sólo veinticuatro horas mas...después de desayunar dará una vuelta por la casa para ver si se deja algo, cerrará del todas las maletas, me mirará, sonreirá, abrirá los brazos...y otros 2 minutos evitando llorar, evitando decirle lo mucho que la estrañaré, evitando decirle que la quiero, evitando en definitiva hacérselo más dificil aunque eso sera lo que a mi más me va a doler...después sin mirarnos a los ojos por si acaso quedase algo pendiente agarraré su mano suavemente, iremos hacia la puerta, ella la abrirá y despacio se arrodillará para coger su equipaje, dara un paso hacia delante, luego otro y otro más y ya desde fuera de casa se soltará. Bajaré la mano despacio por si ella se arrepintiera y la cerraré en un puño para mantener su calor, para que el frío de su ausencia no me golpee muy fuerte...Tragando saliva le preguntaré si quiere que la lleve, dirá que la estación esta muy cerca a lo que la replicaré entonces que le acompaño y ella girará la cabeza a ambos lados...nos callaremos. Después intentando sonreír la diré que se cambie antes de llegar o por su aspecto la traeran de vuelta, y reirá...y después de mirarnos volverá a coger el pomo de la puerta, esta vez por el otro lado... cerrará. Desde dentro inmovil, escucharé como escalón a escalón la maleta irá golpeando el suelo de piedra y contaré los segundos que pasan entre uno y otro por si dejaran de sonar, señal de que se arrepintiera. tras un rato escucharé el resonar del cristal de la puerta del portal e iré a la ventana de la habitación a verla irse calle arriba...y mi corazón se romperá del todo cuando delante del hotel que hace esquina la deje de ver. No te vallas Laura, quedate conmigo...
-mmmmh hola pequeño...
-buenos dia princesa
-que sueño...qué tal?
-dormido...
-¿despertaste hace mucho?
-si...la luz...
-je, siempre nos dejamos la persiana subida, los vecinos deben estar encantados..
-¿te he despertado?
-no, ya sabes que me gusta que me abraces, aunque sea tan fuerte...
-perdona, estaba pensando
-asi...¿en mi?
-que va, a ti ya te tengo muy vista, pensaba en tonterías
-ya, pensabas en mi...porque me quieres...
-que poco me conoces....
-sí, sí...me quieres...
-no, nada
-sí... mucho
-no
-sí
-¡no!
-¡sí...!
-si te digo que si te quiero...¿te callas?
-espera a ver...no
-pues no te quiero
-si me quieres...y lo sabes...
-te quiero
-lo sabía...
-oye, te importa ducharte tú primero mientras ordeno ésto, sino no me da tiempo a meter todo en la maleta...además tengo una sorpresita para ti, de despedida y la tengo que preparar...sino no tiene gracia...porfa...dúchate...y no te des prisa!
- bueno, en 10 minutos ya hayas terminado o no...
-Laura..salgo!!!, esoy fuera!!!...¿Laura?, hola...dónde estáaaas, haber...si no estas en la cocina..en el salón...tampoco.. en el cuarto de invitados no...¡estás en el dormitorio!, ¿Laura?, Laura...¿Laura, qué es este papel?
"lo siento, es mejor asi y tu sabes que no funcionaría...tanto tiempo fuera...nos acabaríamos haciendo daño. No me esperes en después de los tres meses"

Comentarios

Richard Torchiani ha dicho que…
vaya tío, que me has dejao estupefacto!

excelente narración!

te sigo leyendo

SaLudos!
Derethor ha dicho que…
increible, sutil, atmosfera completamente inmersiva, me he kedado de piedra con el final.


Muchas veces las cosas no son igual de como las pensamos.

Me ha encantado esta narración, para mi es perfecta, y ahora... m siento mal por dentro, pobre Luis!